cargando

Consejos

UN LIMPIAFONDOS PARA CADA PISCINA: ASPECTOS A TENER EN CUENTA

El limpiafondos eléctrico es sin duda la mejor opción para una limpieza precisa y rápida, son totalmente autónomos. En piscinas con filtración más débil, los limpiafondos eléctricos son indispensables, debido a que los limpiafondos hidráulicos a menudo tienen dificultades de limpieza (ya que trabajan gracias a la energía de la bomba de filtración de la piscina).

Lo que debes tener realmente en cuenta el que el grado de su eficacia depende de encontrar el equilibrio entre el modelo seleccionado y las características de tu piscina. ¿Qué debes tener en cuenta?

Instalación: si tienes una piscina fuera de suelo con paredes rígidas (piscina desmontable), la mejor opción es un limpiafondos que solo limpie el fondo. Los ángulos redondeados entre el suelo y las paredes dificultan que el robot pueda subir por ellas.

Forma de la piscina: para piscinas de fondo plano, puedes elegir un modelo de 2 motores, eficiente, ligero y fácil de usar. Si tu piscina tiene áreas más difíciles de limpieza (punta de diamante, escaleras, etc….) es mejor elegir un modelo dotado de 3 motores que pueda girar, ajustar su dirección ante cualquier obstáculo y tener acceso a todos los rincones de la piscina.

Revestimiento de la piscina: si el revestimiento de tu piscina es resbaladizo ( piscinas con gresite) la mejor opción es un limpiafondos de 4 ruedas motrices equipado con ruedas de ventosa o con cepillos diseñados para pegarse a las paredes.

Las bombas de calor son la solución de calefacción más ecológica y económica para su piscina, el coste de utilización de este sistema lo convierte en uno de los más competitivos. Las bombas de calor se pueden instalar fácilmente en piscinas en construcción o en piscinas ya existentes, con una simple conexión eléctrica e hidráulica. Existen toda una serie de ventajas que convierten a este sistema de calefacción en uno de los favoritos de los propietarios de piscinas que buscan ampliar el uso de su piscina al principio y al final de temporada, para sacar el máximo partido y confort de su piscina.

Ingenioso sistema que capta energía del aire

La bomba de calor es un equipo termodinámico. Su principio de funcionamiento es muy simple: el equipo capta las calorías del aire exterior (incluso en bajas temperaturas) para transferirlas directamente al agua de la piscina. Gracias a este sistema, el 80% de la energía utilizada para calentar su piscina proviene del aire, y solo el 20% de la energía proviene de la fuente de electricidad.

Esquema de ejemplo (la bomba de calor recupera las calorías del aire exterior y las transfiere al agua de la piscina mediante un intercambio termodinámico).

Indicadores clave para calcular su consumo

Hay dos indicadores básicos para calcular el rendimiento de su bomba de calor: la potencia y el coeficiente de rendimiento (COP). Estos indicadores nos sirven para comparar diferentes bombas de calor entre sí, debiendo realizar los cálculos a la misma temperatura (aire y agua) y en las mismas condiciones de humedad.

La potencia, expresada en kW, nos indica la cantidad de calor que se transmite al agua de la piscina. El coeficiente de rendimiento (COP) se calcula sobre la misma base, es el ratio entre la potencia calorífica que proporciona la bomba de calor a su piscina y la potencia eléctrica que se consume.

Por lo tanto, cuanto más elevado sea el coeficiente de rendimiento, mayor es la potencia de calefacción del equipo, mejor rendimiento y más económico. Una buena bomba de calor tiene un coeficiente de rendimiento de al menos 3-4, calculado en condiciones estándar (aire a 15°C /agua a 26°C/ humedad del 70%).

Por ejemplo, un coeficiente de rendimiento de 5 significa que por cada 1 kWh de electricidad consumida, la bomba de calor proporciona 5 veces más energía al agua de la piscina, o 5 kWh.

Certificado NF de bombas de calor: referencia calidad y confianza

El certificado NF de las bombas de calor, es una verdadera garantía de rendimiento, calidad y compromiso de servicio. Garantiza el rendimiento indicado por el fabricante (medido en un laboratorio acreditado por el organismo de certificación), que se revisa anualmente. Realiza una auditoría anual del fabricante para mantener esta certificación. El certificado NF bomba de calor también le garantiza un Servicio excepcional al cliente: servicio Pos venta, disponibilidad inmediata de piezas de repuesto durante 10 años, etc.

Un buen consejo

Para identificar claramente sus necesidades de calefacción y sacar el máximo partido a su inversión, podemos llevar a cabo un estudio térmico para determinar la potencia necesaria para calentar su piscina y encontrar el equipo que mejor se adapte a sus necesidades, teniendo en cuenta la zona climática donde se encuentra ubicada su piscina y los costes de operación estimados.

Es cierto que la calidad del agua afecta bastante al rendimiento de un equipo de cloración salina; especialmente la cal y sales minerales. Os recomendamos el uso de agua corriente.

Los minerales que contiene el agua crean sedimentos sobre la célula cloradora, lo cual hace disminuir su rendimiento y obliga a realizar más limpiezas. Ello supone mayor consumo de electricidad.
Las sales neutralizan el pH, por lo que consumirá mayor cantidad de reductor de pH.

Puede que hayas leido comentarios sobre las manchas que deja la sal en el borde, pero no es cierto. Si la piscina tiene agua blanda, las manchas no aparecen; pero sí lo hacen con aguas duras. En resumen, la cal produce manchas, no la sal.

ELECCIÓN DEL EQUIPO
La elección del equipo clorador es crítica, por eso te recomendamos que pidas consejo a uno de nuestros expertos.

Un factor clave que puede determinar el éxito o el fracaso en un sistema de cloración salina es el dimensionado de la instalación.

Los equipos cloradores son caros (aunque a la larga se convierten en baratos), pues se fabrican con materiales como el titanio y el platino, y contienen un miniordenador. Si cometemos el error de montar un modelo de menor capacidad, intentando ahorrar en el gasto inicial, lo que seguramente nos suceda es que se dispare el consumo eléctrico, la célula cloradora se desgaste antes, y puede que necesitemos hacer usos de productos químicos los días de sol.

Espool Piscinas te recomienda montar siempre un sistema de cloración con regulación automática de PH, de lo contrario, deberás medir el agua diariamente y añadir a mano productos muy corrosivos. Aquí se cumpliría plenamente el dicho de que lo barato sale caro.

El agua de lluvia modifica el equilibrio químico del agua de la piscina, produciendo cambios en los valores de ph, alcalinidad y cloro, pues arrastra contaminantes y materia orgánica que hay en el aire.

Si queremos tener un baño saludable en un agua clara, Espool Piscinas recomienda volver a restablecer los valores óptimos y así no tener problemas de irritación en la piel, ojos y mucosas, o la aparición de algas de cualquier tipo.

Lo primero que debemos hacer, es realizar una medición del estado del agua de nuestra piscina, realizando una desinfección de choque (con cloro u oxígeno) en la cantidad recomendada por los fabricantes. Con ello nos aseguraremos un leve incremento del pH, pues normalmente las lluvias suelen traer “agua ácida en la piscina” que nos baja el nivel de pH existente.

A continuación, hemos de regular el pH del agua de la piscina en los puntos que necesitemos, en dos o tres veces, nunca de golpe, y controlaremos que la alcalinidad no se haya descontrolado; si fuera el caso, incrementar o reducir según fuera necesario.

Paralelamente, deberemos realizar la limpieza de toda esa materia (polvo, insectos, hojas) que la lluvia ha depositado en nuestra piscina y que hacen que el agua de la piscina esté turbia. Es interesante incrementar las horas de filtración y añadir floculantes y coagulantes o clarificantes para recuperar la claridad del agua cuanto antes.

Y por último, además del control químico del agua de la piscina y limpieza de la misma, nuestros técnicos de Espool Piscinas recomiendan, después de la tormenta, controlar también el nivel del agua de la piscina, ya que una subida excesiva del nivel del agua puede provocar desbordamiento que será muy problemático en piscinas de liner o revestidas de poliéster, causando bolsas detrás del revestimiento; además, un nivel excesivo provocará el mal funcionamiento del skimmer, lo que nos obligará a vaciar hasta el nivel óptimo.

En Espool Piscinas disponemos de un servicio de análisis del agua de su piscina y spa, así como los productos de recuperación del agua de su piscina necesarios para el buen funcionamiento.

Si todavía no tienes lista tu piscina, desde Espool Piscinas te proponemos una serie de pasos a seguir para poner a punto tu piscina de manera correcta. No lo demores mucho más, y aprovecha la temporada!!

Después de quitar el cobertor de invierno, nos encontraremos un agua más o menos clara en función del tratamiento que hayamos aplicado durante el invierno. Eliminaremos los restos de materia orgánica situados en el fondo de la piscina mediante limpiafondos manual o robot.

Una vez realizado la limpieza de la piscina, deberemos realizar una desinfección de choque, bien con cloro o bien con oxígeno (según nuestro desinfectante habitual durante la temporada) utilizando Chlorifix, Chlorsock, Bayrosoft, etc. y dejaremos actuar como mínimo 24-48 horas.

Posteriormente, procederemos a medir y ajustar el ph del agua de la piscina, y aplicaremos la primera dosis semanal de nuestro desinfectante de piscinas.

Paralelamente, deberemos revisar el sistema de filtración de la piscina y ver que la arena del filtro la tenemos en buen estado y no está apelmazada. Es un buen momento para sustituirla por vidrio filtrante, con mejor poder de retención y mucho más duradera. Recomendamos siempre la desinfección del filtro mediante Filtershock Tab, mejorará la desinfección de choque y evitará que durante la temporada el desinfectante se malgaste.

En un par de días, nuestra piscina estará en perfecto estado, limpia, desinfectada y con ph correcto, apta para el baño y su disfrute.

Si tienes cualquier duda, contacta con nuestro equipo técnico de Espool Piscinas y te asesorarán en todo el proceso.

El tiempo de filtración depende mucho de los equipos de filtración y los metros cúbicos de la piscina.

Como referencia podemos indicar que:
- los motores de 3/4 cv suelen mover 9-11 m3/hora
- los motores de 1cv suelen mover 12-14 m3/hora

Para cualquier duda contacte con nosotros y le aconsejaremos.

Puede ser debido a dos motivos principales:
1º.- Toma de aire en algún punto, válvulas, tuercas de las válvulas, tapa, etc... suponiendo que esté por debajo del nivel de la piscina, o que no sea capaz de aspirar desde la altura de la piscina a la bomba.
2º.- obturación o rotura de la turbina de la bomba, para lo cual debería dirigirse a una empresa de confianza para su limpieza o reparación.

Contacta con nosotros y nuestros técnicos te ayudarán.

Los equipos más antiguos de cloración salina se averiaban con mayor facilidad. Cuentan con una tecnología más simple, con alimentaciones lineales y componentes de gran tamaño. Además, los electrodos de las células cloradoras se desgastaban antes.

En los equipos más nuevos, se incluyen sistemas como alimentadores conmutados, regulación por microcontrolador, autolimpieza del electrodo, y además se ha optimizado el consumo eléctrico, generando más cloro con menos energía.

Gran parte de las averías en equipos fabricados en los últimos cinco años fueron producidas por subidas de tensión de la red eléctrica (por cierto, cubiertas por el seguro de la vivienda). Como prevención, los técnicos de Espool Piscinas recomiendan la instalación de un filtro en zonas con problemas en la red eléctrica.

En ocasiones, se produce el desgaste de la sonda que mide el PH del agua, habitualmente por una pequeña fuga que no detectada, haciendo que entre aire en los tubos. La sonda debe estar siempre sumergida, pues si queda al aire se deteriora en pocos meses.

No tenemos ningún caso de algún cliente que haya renunciado a la cloración salina, sino más bien todo lo contrario. Cuando han tenido que comprar un equipo nuevo por una avería considerable, se ha decantado por seguir con el sistema de cloración salina, en lugar de la cloración manual.
Si quieres más información, nuestros técnicos de Espool Piscinas estarán encantados de ampliarla, para eso estamos.
Puedes contactar con nosotros en nuestras tiendas, vía e-mail o en el 949 211 271.